La Palabra de Avivamiento | Nehemías 8

Una iglesia que venera la Biblia

En este mensaje, Luis Caceres nos muestra una historia de Nehemías que revela la clave del avivamiento. Todo lo que se necesita es una reverencia colectiva y una respuesta a la Palabra de Dios.

Luis CaceresMay 26, 2024

In This Series (3)
Torciendo la Palabra de Dios | Mateo 15:1-9
Jorge CotaJun 9, 2024
Las Cualidades de una Persona que Venera la Biblia | Salmos 119:97-104
Oscar CastilloJun 2, 2024
La Palabra de Avivamiento | Nehemías 8
Luis CaceresMay 26, 2024

Resumen

¿Qué pasaría si, los domingos, ocurriría un milagro que unifique a todos, llenándonos de alegría en el nombre de Jesús, cuando nos reunimos como iglesia en Watermark? En este mensaje, Luis Caceres nos muestra una historia de Nehemías 8 que revela la clave del avivamiento. Todo lo que se necesita es una reverencia colectiva y una respuesta a la Palabra de Dios.

Puntos Importantes

El avivamiento estalló en Nehemías 8, y el catalizador fue la lectura y enseñanza de la Palabra de Dios. Este pasaje es tan cautivador porque muestra lo que puede suceder cuando una comunidad del pueblo de Dios atesora Su Palabra. Observemos tres cosas:

1. Su apetito por la Palabra de Dios (Nehemías 8:1-2). La razón por la que nuestra iglesia Watermark pretende ser una iglesia que venera la Biblia es porque queremos ser un pueblo hambrientos por escuchar a Dios a través de la lectura y enseñanza de Su Palabra.

2. Su atención a la Palabra de Dios (Nehemías 8:3-4). La gente estaba atenta. ¿Por qué? Porque querían escuchar a Dios a través de la lectura de Su Palabra, desde el Génesis hasta el Deuteronomio. Por geniales que sean estos libros, tenemos algo mejor. No solo tenemos el resto del Antiguo Testamento que nos dirige a Cristo, sino que también tenemos los Evangelios que revelan la Palabra hecha carne en la persona de Jesús. Y tenemos el resto del Nuevo Testamento que revela los maravillosos misterios de Cristo y Su evangelio. Aún más, Dios nos ha dado Su Espíritu para ayudarnos a entender Su Palabra y empoderarnos para vivirla. Estamos mucho mejor de lo que la nación de Israel estaba. Sin embargo, todavía podemos luchar en poner atención durante la hora y veinte minutos que estamos aquí los domingos.

3. Su actividad con la Palabra de Dios (Nehemías 8:5-10). A través de la lectura y enseñanza de la Palabra de Dios, su duelo se convirtió en gozo. El resto de su día fue transformado y marcado por la alegría. ¿Por qué? Porque entendieron la Palabra de Dios. ¿Qué podemos aprender de esto? Prestemos atención a los domingos sin alegría. Jesús ha venido. Vivió la vida que no podíamos vivir, murió la muerte que merecíamos morir y pagó la pena por nuestro pecado. Él ha conquistado la tumba. Él ha asegurado nuestra salvación. Él nos ha puesto en relación con Dios. Él nos ha dado su Espíritu. ¡Y ahora tenemos Su Palabra para escuchar de Dios!

Aplicación

  • ¿Crees que cuando abrimos la Palabra de Dios todos los domingos, es como si estuviéramos abriendo la boca de Dios? ¿Cómo debería esto dar forma a nuestras expectativas cuando nos reunimos como iglesia?
  • ¿Crees que Dios tiene algo que decirte todos los domingos? ¿Cómo puedes prepararte para escuchar Su voz a través de su Palabra? ¿Cómo puedes ayudar a otros a prepararse?
  • ¿Cuáles son las cosas que te distraen de la Palabra de Dios los domingos (por ejemplo, conflicto, trabajo, pecado no confesado, un corazón crítico, preferencias personales)?
  • ¿Cómo cultivas el gozo en la Palabra de Dios? ¿Cómo puede ayudarte tu grupo comunitario? ¿Cómo puedes ayudar a los demás?
  • Lee Hebreos 1:1-4. ¿Cómo es que la Palabra que tenemos como cristianos es mejor que la que tenían en el Antiguo Testamento? ¿Cómo ver a Cristo de principio a fin fortalece tu confianza en Dios y te equipa para caminar junto al Espíritu?