Creados para relacionarnos | Génesis 2:18-25

La soledad es curable, Jorge Cota nos imparte el tema "Fuimos creados para relacionarnos" Dios el Padre nos adopta y somos bienvenidos a Su familia para ser amados y no sentirnos solos, pero debemos tomar el riesgo de involucrarnos con otras personas.

Jorge CotaNov 13, 2022

In This Series (13)
Creados para vivir el evangelio en nuestras relaciones interpersonales | Génesis 3:12-13
Luis CaceresDec 4, 2022
Creados para un mundo sin vergüenza | Génesis 3:7-11
Oscar CastilloNov 27, 2022
Creados para un mundo diferente | Génesis 3:1-7
Oscar CastilloNov 20, 2022
Creados para relacionarnos | Génesis 2:18-25
Jorge CotaNov 13, 2022
Creados para descansar | Génesis 2:1-3
Ivan IllarramendiNov 6, 2022
Creados para florecer | Génesis 2:4-25
Jorge CotaOct 30, 2022
El Corazón de Dios para las Naciones | Génesis 1:28-31
Oscar CastilloOct 16, 2022
Creados a la imagen de Dios | Génesis 1:26-27
Oscar CastilloOct 9, 2022
Creados para enseñar las verdades | Génesis 1-3, 2 Timoteo 2:24-26
Oscar CastilloOct 2, 2022
Creados para escuchar Su voz | Génesis 1:3, 6, 9, 11
Jorge CotaSep 25, 2022
¿Quién es Nuestro Dios? Parte 2 | Génesis 1:1-5
Oscar CastilloSep 18, 2022
¿Qué es lo que Dios ha creado y cómo esto revela Su carácter? | Genesis 1:3-25
Ivan IllarramendiSep 11, 2022
¿Quién es Nuestro Dios? | Génesis 1:1-2
Oscar CastilloAug 28, 2022

La cuestión más importante que hacemos con nuestras vidas es entrar y desarrollar relaciones interpersonales. Nada absolutamente nada trae más sentido a nuestra vida. Y claro, la relación más significante es el matrimonio.

El matrimonio fue diseñado por Dios para proveernos el más profundo nivel de compañerismo e intimidad. La Biblia lo llama “una sola carne” y está arraigado en un amor desinteresado, un amor que no es egoísta, un amor que crece y se hace más profundo con el tiempo.

6 Principios para fortalecer el matrimonio:

  • Dignifíquense mutuamente (Génesis 2:18)

Dignificar a alguien es tratarlo con alta estima, importancia, valor y respeto.
Dios está particularmente interesado en las necesidades de Adán. Al darle la autoridad para nombrar a los animales, está dignificando a Adán.
Al llamar a Eva una “ayuda”, Dios mostró su dignidad al darle una etiqueta que Él mismo usaría 16 veces en el Antiguo Testamento.
La forma en que Dios nos dignificó en la creación es cómo debemos dignificarnos unos a otros en el matrimonio.
Si dejas que tu cónyuge dude de ti, el maligno lo tentará a deambular.

  • Continuamente comprométanse (Génesis 2:23)

El compromiso que hicimos en el altar cuando nos casamos también lo hicimos con Dios.
Todos los días deberíamos elegir a nuestra esposa, esposo.

  • Practiquen la unidad (Génesis 2:24)

Ante los ojos de Dios son uno
Evalúe sus rutinas. Las rutinas pueden conducir al estancamiento o aburrimiento.
Busquen la unidad espiritual orando por y con los demás.
Busque la unidad emocional estableciendo una noche de cita regular.
Persiga la unidad física al tener relaciones sexuales con regularidad.

  • Sean vulnerables (Génesis 2:25)

La desnudez simboliza apertura y confianza.
Si hay algo que le está ocultando a su cónyuge, compártalo en las próximas 24 horas, no como un castigo, sino por el bien de su alegría y el bienestar de su matrimonio.

  • Imiten a Jesús (Efesios 5:25-31, 1 Corintios 13:4-7)

Nuestras historias de matrimonio existen para reflejar una historia de un matrimonio aún mayor.
El matrimonio no se trata de mí, se trata de nosotros.
Debemos amar a nuestra esposa exactamente como Cristo amó a la iglesia.

  • Vivan en misión

Sirvan juntos en la iglesia.
Lideren un estudio bíblico.
Orar juntos.